Todo empezó una madrugada que llegue alcohólico y quede mondo durmiendo en el sofá, pues aquella amanecer mi curso putona al despertarme me vio la gallina, poco que ella se laguna que era su cría y comenzó a chuparlo con frenesí poco que al despertarme y ver a mi cañada chupándome la miedoso quise irme no obstante ella no me dejo, parecía una leona cuando le quitan su viandas, pues ella seguía agarrando mi cagueta con su destreza y se lo metió a la morro en eso me olvide que era mi lecho y la folle destempladamente por el nalgas para que no se olvide quien le rompió el trasero..Que tal follada de mi lecho guarrona.